Los beneficios del control comercial de plagas son muchos. Los insectos, roedores y otras plagas son más que simples molestias. Cuando las termitas, las hormigas y otros organismos destructores de la madera entran en la estructura de un edificio, pueden afectar gravemente un edificio o casa.  

Cuando las cucarachas, ratas, moscas y otras plagas propagan bacterias y virus, pueden contaminar los alimentos, las superficies de preparación de alimentos, los platos, los cubiertos, las mesa, etc. Las garrapatas y los mosquitos se esconden en lugares sombreados alrededor de un ocultos dentro de tu negocio, los empleados y los clientes pueden ser picados y contraer patógenos peligrosos.

Las plagas transportan bacterias peligrosas y enfermedades dañinas que pueden exponer a tus clientes a enfermedades. Por ejemplo, las garrapatas pueden causar la enfermedad de Lyme, las cucarachas portan salmonela y E-coli y pueden causar asma y alergias. Las abejas y las avispas pueden causar lesiones y reacciones alérgicas, mientras que las hormigas pueden contaminar los alimentos.

La fumigación es una técnica que elimina fácilmente insectos que no están a nuestro alcance. Este proceso llena toda la zona de gases que matan a las plagas y las hacen salir de sus escondites. La fumigación se puede utilizar en cualquier lugar, como comercios para matar la plaga, pueden ser hospitales, escuelas, centros comerciales, restaurantes y oficinas.

Vivimos en un mundo donde las redes sociales son nuestro inspector de sanidad. Cuando hay un problema de plagas tus clientes potenciales no tardan mucho en saberlo. El control comercial de plagas detiene el daño antes de que tengas que limpiar tu reputación por un mal comentario.

Llámanos hoy y evita problemas.