La sanitización y desinfección son dos procesos que tienen el objetivo de limpiar y eliminar microorganismos; sin embargo, cuentan con características muy diferentes.

Conocer en qué consiste cada uno es importante para elegir el servicio correcto, ya que, aunque los dos buscan acabar con bacterias, hongos o virus, el proceso es totalmente distinto.

Sanitización

Con este proceso se reduce, pero no elimina por completo el número de microorganismos. El objetivo de la sanitización es reducir la cantidad a un nivel seguro. Los sanitizantes son químicos que no matan virus ni hongos.

La sanitización no es recomendable en áreas donde se requiere extrema limpieza como consultorios médicos, hospitales, áreas de preparación de comida, entre otros.

Desinfección

Este proceso acaba con los microorganismos de raíz, elimina bacterias, virus y gérmenes en cualquier superficie. Los productos que se utilizan en servicios de desinfección contienen propiedades germicidas y antibacterianas. Se eliminan bacterias patógenas en un 99,999% en un lapso de entre 5 a 10 minutos.

¿Necesitas más información o ayuda? Contáctanos, en GCD Control Integrado de Plagas estamos para solucionar cualquier duda.